La madera como cualquier elemento tiene unas propiedades naturales. A lo largo del tiempo se han conseguido técnicas como el Yakisugi, una técnica japonesa que permite endurecer la madera de una manera natural.

Yakisugi, técnica de quemar la madera

El yakisugi consiste en una técnica japonesa que mediante la quema de la superficie de la madera, se puede endurecer la madera. También permite que la madera dure unos 100 años sin protección y aparte evita que insectos como la carcoma afecten a la madera, ya que no les gusta la madera carbonizada.

Como carbonizar la madera

En el procedimiento tradicional, se colocan tres tablas de cedro japonés (Sugi) se unen con una cuerda húmeda para formar un pilar triangular.

Después de atar las maderas, se enciende fuego en la parte inferior con papel o periódicos. En el pasado, se usaba serrín en lugar de periódico.

El fuego tarda uno o dos minutos en proliferar, por lo general comienza a extenderse bastante rápido debido al efecto chimenea.

Cuando la superficie de la tabla está suficientemente quemada, el pilar triangular se abre y el fuego se extingue aplicando agua para enfriarlo. El tiempo de combustión es de unos 5 minutos aproximadamente.

Una vez tenemos las tablas de madera carbonizadas, debemos cepillar la madera para quitar el carboncillo que se desprende y después utilizamos un proceso de lijado suave para qué la madera al tacto no tenga irregularidades.

Finalmente aplicar un aceite natural que le dé brillantez a la madera y que se tapen los poros exteriores de la madera.

La madera flameda

La madera flameada, aparte de ser muy utilizada en Japón, también se ha empezado a utilizar en otros lugares del mundo, como por ejemplo: Edificio Interims Audimax en la Universidad Técnica de Munich en Alemania.

La madera en la superficie, gracias a los rayos del sol produce efectos brillantes en la madera flameada

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *