Tipos de insectos en la madera y tratamientos

Tipos de insectos en la madera y tratamientos

Una variedad de insectos pueden dañar la madera. Algunos de ellos realmente se comen la madera, mientras que otros la destruyen cuando excavan en la madera para crear nidos. Los pequeños agujeros o el aserrín en la superficie de la madera pueden indicar daño por insectos, pero en algunos casos el daño no es visible a simple vista.

Tipos de insectos en la madera

Termitas de la madera

tipos-de-termitas

Las termitas son insectos alados que viven de la celulosa de la madera y crean una serie de túneles en la madera al masticarla. En la superficie, la madera se ve perfectamente bien, pero se desmorona si se empuja con un destornillador u otra herramienta.

Dos de los tipos más comunes son las termitas subterráneas y la madera seca. Las termitas subterráneas construyen un nido bajo tierra y necesitan humedad para sobrevivir. Infestan la madera más cercana al suelo, a menudo en sótanos húmedos, y se encuentran con frecuencia en las vigas de los cimientos y la madera estructural.

Como sugiere el nombre, las termitas de madera seca comen madera seca que se encuentra en la madera, postes de cercas y ramas de árboles muertos. No anidan bajo tierra y no entran a su casa por encima del suelo.

Hormigas carpinteras

Hormigas-carpinteras

Las hormigas carpinteras no comen madera, pero excavan para construir nidos. Estas grandes hormigas vienen en una variedad de colores según la especie, incluidos rojo, negro, amarillo y marrón.

Algunas hormigas carpinteras tienen alas, como las termitas. Mientras que las termitas tienen alas de igual longitud, las alas delanteras de la hormiga carpintera son más largas que las traseras. La madera podrida le da a las hormigas carpinteras el punto de entrada perfecto a su hogar.

A menudo los encontrará en sótanos o alrededor de madera podrida cerca de los alféizares de las ventanas o tuberías con fugas. Montones de astillas de madera pueden indicar que tienes una infestación de hormigas carpinteras.

Escarabajos de la madera

escarabajos-de-madera

Los escarabajos polvorientos son pequeños escarabajos marrones con cuerpos alargados y cabezas pequeñas. Su tamaño varía de 1/8 a 3/4 de pulgada de largo, dependiendo de la especie.

Los escarabajos de la madera ponen sus huevos sobre la madera o justo debajo de la superficie de la madera. Cuando los huevos eclosionan, las larvas se alimentan de la madera y muerden un túnel hacia la superficie durante uno a cinco años. Los escarabajos comen maderas duras y resinosas.

El tipo de madera consumida depende de la especie y, a menudo, los daños se encuentran en suelos, tablas, paneles, marcos de puertas, muebles y molduras.

Perforadoras de maderav o barrenador

barrenador

Los barrenadores de la madera son un grupo de insectos que comen árboles, bellotas y nueces. Estos insectos crean agujeros en la madera cuando emergen como larvas, pero no dañan estructuralmente la madera. Los tipos comunes de insectos perforadores de madera incluyen barrenadores de madera de metal, avispas de madera, escarabajos de la corteza y escarabajos de cuernos largos.

La apariencia varía según la especie. Algunos, como el escarabajo de la corteza de 1/8 de pulgada de largo, son pequeños, mientras que otros, como el escarabajo de cuernos largos de 2 pulgadas, son bastante grandes. Los barrenadores de la madera se encuentran a menudo en leña, casas de troncos o madera.

El Servicio de Extensión de la Universidad de Minnesota señala que la madera o leña extraída de árboles muertos, moribundos o enfermos tiene más probabilidades de contener insectos molestos que la madera de árboles sanos.

Tratamientos frente a insectos que afectan a la madera

Método 1 Identificación y evaluación del daño

1. Identifica la presencia de carcoma.

La carcoma se refiere al daño causado por insectos destructores de madera que comienzan como huevos en la superficie de la madera y pasan la mayor parte de su vida como larvas debajo de la superficie. Identifique la carcoma escaneando la superficie de la madera en busca de una serie de pequeños agujeros en la superficie, parecidos a pinchazos de alfiler; estos ocurren cuando el insecto madura y abandona la madera.
Pequeñas pilas de aserrín en polvo también son una señal; asegúrese de inspeccionar toda la superficie, ya que la condición solo puede afectar una pequeña sección de la madera.
Busque imágenes de carcomas para asegurarse de que está diagnosticando correctamente el problema.

2. Determina la extensión del daño.

En muchos casos, el daño por carcoma se encuentra a lo largo de la capa superior de la madera, mientras que el núcleo y las capas circundantes permanecen intactos. En este caso, el artículo de madera seguirá siendo fuerte y recuperable. Si la madera se desmorona o se rompe fácilmente durante la manipulación, es una señal de que no hay muchas esperanzas de salvar el artículo, incluso después del tratamiento.

3. Intenta secar la madera.

Antes de intentar cualquier otro tratamiento, intente secar la madera afectada; la humedad es necesaria para mantener la vida de las larvas de carcoma, por lo que secar la madera puede resolver el problema por sí solo.
Coloque muebles pequeños sobre un calentador o en el horno, y coloque los elementos más grandes en un armario o habitación pequeña con un calentador. Trate de calentar a 140 grados F y manténgalo a esa temperatura durante 24 horas para matar huevos, larvas e insectos adultos.
Observe los artículos cuidadosamente mientras los calienta para evitar el sobrecalentamiento de la madera o la tapicería.

Método 2 Usar una solución de tratamiento químico

1. Compra boro en polvo para preparar una solución de procesamiento.

Visite una ferretería para comprar un polvo químico de boro; Los tratamientos con boro son una de las opciones más seguras para un aficionado. Pídale consejo al vendedor sobre cómo aplicar la solución y compre otros artículos que pueda necesitar para el tratamiento:

  • Rociador de jardín
  • Máscara
  • Gafas de protección
  • Guantes de seguridad

2. Tome precauciones antes de usar el tratamiento.

Los compuestos químicos pueden producir humos que provocan reacciones no deseadas por contacto o inhalación. Si es posible, lleve el artículo infectado afuera para recibir tratamiento; antes de trabajar con la solución, tómese el tiempo para ponerse una mascarilla con un par de gafas de seguridad y guantes. Esto minimizará la exposición de la piel y los ojos y evitará la inhalación de gases liberados durante la fase de tratamiento. Asegúrate de cubrir también el suelo debajo del artículo.

3. Prepare la solución de tratamiento.

El polvo de boro está bastante concentrado, así que siga las instrucciones con mucho cuidado para mezclarlo con agua. Respete la relación agua / solución; la proporción exacta se indicará en el embalaje y debe observarse estrictamente. Al preparar una cierta cantidad de solución, considere el tamaño de la madera tratada y cuántas capas desea utilizar. [6] Vierta la solución de tratamiento preparada en un rociador de jardín, asegurándose de que la unidad esté sellada correctamente para evitar derramar accidentalmente parte de la solución.
Asegúrese de mantener los productos químicos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

4. Recubra la superficie de la madera dañada.

Aplique una capa uniforme de la solución de tratamiento a la superficie de la madera. Deje secar la capa antes de intentar mover la madera; Deje el artículo al menos una hora antes de volver a revisarlo.
Este tiempo de secado permitirá que la solución penetre en la superficie de la madera y ayudará a acelerar la erradicación de la carcoma.
La solución también se puede aplicar con una brocha grande para llegar a áreas pequeñas o difíciles de alcanzar.

Método 3 Contrata a un especialista para tratar la carcoma


Evaluar si es necesario o no un tratamiento profesional. Si la infestación de carcoma es demasiado extensa o si las carcomas han penetrado demasiado profundamente en la madera, deberá recurrir a exterminadores profesionales para obtener ayuda. Los tratamientos químicos de bricolaje solo penetran las capas superficiales de la madera y serán ineficaces si la infestación es demasiado severa. Las señales de que su infestación por carcoma es lo suficientemente grave como para contratar a un exterminador incluyen:

  • Madera arruinada
  • Tablas del suelo débiles y dañadas
  • Huevos, larvas o insectos adultos visibles (escarabajos)

Siguenos en:
One Response

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *