Juguetes de madera

Juguetes de madera

Muchos de vosotros/as os preguntaréis si es posible que cualquier juguete de madera tenga una finalidad didáctica o no. Normalmente es así, ya que la gran mayoría de juguetes, al margen de tener una funcionalidad lúdica y de diversión para los niños/as, son estímulos para poner a prueba sus habilidades (físicas, psíquicas, cognitivas, etc.) y contribuyen su desarrollo, además de motivar a profundizar en cuestiones que antes desconocían.

Por lo tanto, un juguete por lo general será considerado un material didáctico, ya que gracias a éstos, los niños y niñas desarrollarán diferentes habilidades, entre las que se encuentran la psicomotricidad fina, el desarrollo sensorial, la coordinación oculomanual o el desarrollo de la percepción espacial, entre otras.

Resuelta la primera duda, vamos a ver a continuación el porqué de una tendencia alcista en cuanto al uso de madera para todo tipo de material didáctico.

¿Por qué de madera?

Probablemente habréis escuchado muchas veces en vuestro círculo, que los juguetes de madera son mejores que los de plástico. Ahora bien, muchos de vosotros/as os preguntaréis: ¿Por qué? ¿Cuáles son los motivos? ¿Quién hay detrás de estas afirmaciones?

A continuación, os vamos a detallar por puntos las principales razones que ayudaran a resolver las dudas que os planteáis.

Conexión con la naturaleza

Partiendo de que la madera es un material renovable, reciclable, durable y biodegradable, es decir, natural, podríamos responder a las expectativas biológicas de los niños y niñas al nacer. El cerebro, lógicamente, espera estar en contacto con la piel de la mamá o con materiales naturales como sería la madera de un árbol, las piedras o la misma tierra, pero nunca con plástico.

Además, nos será mucho más fácil, didácticamente hablando, explicarles a nuestros/as hijos/as de donde proviene el material de su juguete y a su vez podremos hacerles entender la relación que existe entre la naturaleza y la fabricación de objetos de uso diario, como es una cuchara de cocina, el mueble donde guardamos nuestra ropa, etc.

Consistencia

Por lo general, los juguetes de madera tienden a no tener la misma ligereza que los juguetes de plástico. Eso les atribuye una mayor presencia y consistencia, lo cual permite al/la pequeño/a de la casa agarrarlo con mayor firmeza, ayudándole a estimular la motricidad de sus manos.

Imaginación

Probablemente, un juguete de madera carezca de luces o sonidos, es decir, tiende a ser un producto menos elaborado. Esto comportará que l@s niñ@s deban trabajar y potenciar su imaginación y creatividad.

Tacto

Según la madera y su acabado, la superficie tendrá una rugosidad u otra. En ello también interfieren el tipo de veta y la existencia o no de nudos. Al final, todas estas sensaciones las registra el cerebro de los peques mientras juegan.

Atemporalidad

Los juguetes de madera, al ser menos estructurados, podrán acompañar al/la niño/a durante distintas etapas de su crecimiento. Por lo tanto, un mismo juguete será usado por el/la mismo/a durante años, ya que raramente a simple vista podremos catalogar el juguete como muy infantil o muy adulto.

Mejor envejecimiento

Es conocido que los juguetes de madera difícilmente se rompen o se deterioran con el paso del tiempo, por lo que es un objeto que tiende a envejecer perfectamente. Y en el caso de alguna rotura, su arreglo será mucho más fácil.

“De padres/madres a hijos/hijas”

Partiendo de un mejor envejecimiento, tendremos la posibilidad de que los juguetes pasen de generación en generación, siempre y cuando siga su funcionalidad y el juguete se encuentre en perfectas condiciones.

Reducción del consumismo

La resistencia y dureza de un juguete de madera respecto a un juguete de plástico es muy superior. Por lo tanto, si optamos por juguetes de madera, podremos reducir el consumo y evitar entrar en la rueda del comprar, usar y tirar.

Ahorro de dinero

Pensaréis, ¡pero si son muy caros! Sí, pero ¿cuál es su durabilidad frente a un juguete de  plástico? La calidad tiene un precio, dicen. Y si además, ese juguete se aprovechará durante años, podríamos afirmar que un juguete de madera implicará un ahorro de dinero a futuro.

¿Qué tipos de maderas?

Paulownia

La madera de paulownia es una alternativa novedosa en lo que respecta la fabricación de juguetes de madera para l@s más pequeñ@s, simplemente por 3 aspectos diferenciales.

El primero, es su ligereza. Permite al/la pequeño/a manipular el juguete con mucha más facilidad. El segundo aspecto, tendría una relación directa con su peso, y es que la paulownia, al ser poco densa implica que sea una madera blanda. Por lo tanto, para mayor seguridad del/la pequeñ@ de la casa, es mejor optar por una madera no muy densa y pesada. Y tercero, porque la paulownia al ser una madera limpia de nudos, difícilmente encontraremos astillas en su superficie.

Podemos encontrarla en diferentes formatos como maciza, tricapa o contrachapado.

 

Pino blanco

Es conocido por varios fabricantes de juguetes de madera, como Maine Toys, la utilización de maderas blandas para la fabricación de juguetes, como veníamos explicando en el apartado anterior. Según podemos leer en la web de Maine Toys, su principal materia prima es el pino blanco por su conocida durabilidad. En cambio, para ruedas y torneados prefieren utilizar el arce y el abedul.

Nogal

La madera de nogal, por su gran capacidad de absorber golpes y por su fortaleza, hacen de este material un aliado ideal para fabricar cualquier tipo de mango u otros componentes que requieran de una cierta robustez. John Michael Linck, fabricante de juguetes, informa que emplea la madera de nogal cuando la necesidad de fuerza es primordial.

Cerezo Negro

Siguiendo con John Michael Linck, valora muy positivamente el uso del cerezo negro al fabricar juguetes de madera por su aroma, por su suavidad y por la facilidad al mecanizar esta madera. En cuanto al color, el cerezo negro es rojizo con una tonalidad clara, que con el paso del tiempo, va oscureciendo.

Resuelto el porqué de madera y cuáles son las más comúnmente utilizadas para este tipo de material didáctico, vamos a ver a continuación que habilidades o aptitudes potenciaran este tipo de juguetes.

¿Qué habilidades o aptitudes potenciaran?

  • Psicomotricidad fina: movimientos del cuerpo que requieren más destreza, precisión y habilidad que ningún otro tipo de movimiento, ya que requiere mayor dominio y control, especialmente de manos y brazos.
  • Desarrollo sensorial: recogida de información a través de los sentidos (la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto) y enviarla al cerebro para así generar conexiones neuronales, adquiriendo conocimientos sobre lo que le rodea y desarrollar así su inteligencia y sus capacidades, llevándol@ al desarrollo cognitivo-motor.
  • Desarrollo de la percepción espacial: capacidad que tiene el ser humano de ser consciente de su relación con el entorno en el espacio que nos rodea y de nosotros mismos.
  • Coordinación oculomanual: habilidad cognitiva conocida también como ojo-mano, nos permite realizar actividades en las que tenemos que utilizar los ojos y las manos de manera simultánea.
  • Desarrollo del lenguaje: aprendizaje en la comunicación verbal, necesidad de comunicarse.
  • Resolución de problemas: eficacia y agilidad a la hora de encontrar soluciones problemas surgidos.
  • Desarrollo del razonamiento lógico: proceso mental que implica la lógica, organizando ideas para llegar finalmente a una conclusión.  
  • Desarrollo de la creatividad: capacidad ante una dificultad de producir una respuesta original.

Juguetes de madera de paulownia

Cocina de madera

Es común que niños y niñas jueguen con cocinas simulando ser un/a gran cocinero/a. Los niñ@s de 3 años se divierten preparando platos, apagando los fogones, colocando el pollo a hornear, etc.  Esta cocina de madera de paulownia hará las delicias de los más pequeños. ¡A jugar!

cocina de madera de paulownia
Cocina de madera de paulownia

Juego infantil de madera

Estos pequeños juguetes de madera de paulownia son ideales para que tú bebé disfrute aprendiendo formas y colores acompañado de unos animalitos muy divertidos.

¡Que saquen su lado creativo y a divertirse!

juego infantil de madera
Juego infantil de madera

Árbol musical

¿Estáis preparados para descubrir el circuito mágico? ¡Allá vamos!

Una vez la bolita empieza el recorrido del circuito, ésta irá creando un hilo musical al bajar, mientras la canica se va deslizando haciendo un zig-zag constante sobre la madera de paulownia.

Hay 4 bolitas diferentes, así que en función de su tamaño, la música será una u otra.

Y buscando la habilidad o aptitud que favorecerá el/la niño/a al jugar, aquí nos encontramos con una potenciación de su percepción visual al repetir constantemente el lanzamiento de la bolita con su correspondiente seguimiento. Además estimulará el oído y será una forma natural de introducirlo en el mundillo de la música. ¿Qué más se le puede pedir?

árbol musical de madera
Árbol musical de madera

Certificación EN71

Un tema importante que no podemos dejar de lado, es el de la seguridad de estos juguetes. Sean de plástico, de madera, eléctricos o no, debemos velar por la seguridad de los más pequeños y una garantía de ello es la certificación EN71.

CERTIFICADO-EN71-CHINA

El EN71 es un conjunto de directrices europeas que velan por la seguridad de todos los juguetes vendidos dentro de la Unión Europea.

Esta certificación forma parte de la directiva CE y su objetivo es garantizar que estos juguetes cumplen con cierta normativa de seguridad en lo que respecta a:

  • Seguridad eléctrica
  • Saneamiento
  • Radiaciones
  • Mecánico
  • Nivel sonoro
  • Retardo de la llama
  • Composición química

La conclusión es fácil. Un juguete o cualquier tipo de material didáctico que cumpla con esta certificación, será un aval de que el producto en sí cumple con unos estándares de seguridad europea. Por lo tanto, estaremos ante un producto seguro para nuestr@s hij@s.

Métodos educativos

Es una realidad ver como las pedagogías alternativas y respetuosas con la infancia crecen en consideración estos últimos tiempos. Entre las más conocidas mundialmente nos encontramos con Montessori y Waldorf, aunque no son las únicas existentes. A continuación, descubriremos estos dos métodos educativos que buscan ser una alternativa a la educación reglada y al mismo tiempo veremos la importancia que tienen en ellas la madera como material didáctico.

Montessori

Conocida como la educación por la paz. Uno de los principios de Montessori es la  autoeducación, es decir, una educación dirigida por l@s niñ@s.

Otro principio muy conocido del método Montessori es la individualización. Se les da libertad para elegir el material que deseen manipular, el proyecto que quieran desarrollar y siempre con la posibilidad de hacer de manera individual o grupal. Tienen libre elección a la hora de escoger la actividad a llevar a cabo dentro de un abanico de opciones. De esta forma, cada niño/a aprende a su ritmo y según sus capacidades e intereses.

Busca que prevalezca en todo momento el método científico y pretende ofrecer al niño/a siempre la realidad.

Procura evitar recursos relacionados con la fantasía para no confundir en l@s más pequeñ@s a la hora de buscar respuestas.

Procura mantener innata la curiosidad de los niños, dándole importancia a la repetición y entendiendo que el error no es más que una fuente de aprendizaje.

El adulto (maestro/maestra) actuará como guía en un espacio abierto y libre con diferentes ambientes y se buscará en todo momento que los/las niños/as experimenten.

Juguetes Montessori de madera

Es muy probable que de primeras, al ver un juguete Montessori, tengas una percepción de que estás ante un juguete de los de antes. Ahora bien, verás que el principal material empleado es la madera. Otro punto relevante que percibirás, será el que no hay luces que parpadean ni funciones complicadas. Buscan un tipo de juguete sencillo, seguro e inspirador, alguno de ellos con partes móviles como son las ruedas.

Otra máxima de Montessori es que “más es menos”, por lo que demasiadas opciones podrían agobiar al niño.

Por lo tanto, Montessori busca desmarcarse de la tendencia actual donde los juguetes tienen luces, sonidos, movimientos programados y demás. Al final, estos juguetes no dejan mucho espacio a la propia exploración e imaginación del niño/a, por lo que Montessori se decanta por la madera como un material ideal para sus juguetes, entre la que se encuentra la paulownia.

Lote de sonajeros de madera

Este primer juguete no deja de ser una caja principal de madera de paulownia con varias cajitas de un tamaño menor que llevan en su interior unas bolitas o canicas que al moverlas hacen de sonajero. Cada caja tiene una forma distinta y dentro de ellas, albergan un número diferente de bolitas que les hará sonar de manera muy peculiar y diferente al resto.

Lote de sonajeros de Madera
Lote de sonajeros de Madera
Mini tornillo de banco multifuncional

Este mini tornillo de banco multifuncional será un perfecto ayudante de bricolaje para l@s más pequeñ@s. Podrán sujetar, perforar y sacar a relucir toda su imaginación.

En el tornillo de banco tendrán la posibilidad de fijar ramas cortas para trabajar a continuación en ellas, ya sea tallándolas o serrándolas. Además, dispone de dos funciones adicionales, el cascanueces y el perforador de castañas.

Esta herramienta súper polifacética fomentará la motricidad fina, la concentración y la perseverancia entre otras aptitudes. ¡A cortar!

mini tornillo de banco
mini tornillo de banco

Waldorf

Considerada como la filosofía de la libertad, Waldorf propone una educación centrada en los niños.

Pauta 3 etapas de desarrollo descritas por Rudolf Steiner.

  • Primera etapa: predomina la acción.
  • Segunda etapa: predominan los sentimientos.
  • Tercera etapa: predominan los pensamientos.

Es un método que dictamina que actividades se adaptan mejor al niño/a en función del propósito y la edad.

Busca en todo momento que prevalezca el método creativo e incentiva la fantasía y la imaginación.

Se centra en actividades artísticas y creativas como el juego libre, el simple movimiento o el uso de la imaginación.

En primaria el ambiente es hogareño. Ya en secundaria, encontramos una aula tradicional con espacios para actividades concretas.

En esta metodología, el adulto (maestros y maestras) enseñan los conocimientos.

Son los niños quienes crean sus propios libros de texto.

Y en cuanto al material utilizado, es desestructurado y creativo buscando en todo momento que el/la niño/a tenga que desarrollar su creatividad.

Juguetes educativos Waldorf de madera

Para la pedagogía Waldorf, entienden que todos los juguetes deben centrarse en transmitir experiencias sobre la naturaleza, la tierra y sus elementos, así que no hay mejor material para ello que la madera, ¿verdad?

En todo momento, estos juguetes deben proporcionar vivencias en el consciente de l@s iñ@s con el objetivo de que más tarde puedan relacionarlas con conceptos y de ahí empezar a desarrollar sus capacidades intelectuales.

Un claro ejemplo es la rueda. Partimos de que un objeto con cuatro ruedas podríamos entenderlo como un coche. Bien, y este coche puede ser de madera de paulownia, de goma eva u cualquier otro material. Estas ruedas pueden girar o no fácilmente, pero siempre darán vueltas. Unas giraran en función de si las empujamos y otras solas en un plano inclinado, es decir, cuesta abajo.

Con todo ello, el niño/la niña acumula un sinfín de experiencias acerca de la rueda, lo que le permitirá llevar a la consciencia más fácilmente fenómenos que con el paso del tiempo aprenderá acerca de la física o la geometría.

Por lo tanto, es importante que el juguete o el contenido del juego infantil busque que l@s niñ@s conozcan su medio ambiente a través de una secuencia de vivencias repetidas en el tiempo.

Ahora ya se entiende mejor el concepto que utiliza Waldorf refiriéndose a elementos de juego, no juguetes. En definitiva, si los ést@s logran ser capaces de registrar en sus sentidos el efecto del mundo exterior podrán ocupar en el mundo su lugar con total confianza.

Arco Iris de Paulownia

El Arco Iris de Waldorf es un recurso pedagógico que busca desarrollar  la imaginación y creatividad del/la niño/a mediante un juego libre con infinidad de opciones. Si l@ observas jugando con el arcoíris verás como fluye su imaginación, de la que partirán ejercicios como el de apilar y encajar, permitiendo trabajar la motricidad fina en l@s más peques. A partir de los 3 años, optaran por hacer construcciones, montar escenarios o imitar situaciones reales de la vida.

¿Qué aprenden con el Arco Iris de Waldorf?
  1. La madera de paulownia, imperfecta y natural a su vez, les facilitará información sensorial muy valiosa.
  2. Les ayudará a diferenciar formas y colores.
  3. Y con la manipulación de cada pieza les permitirá ir ganando destreza y coordinación.
arco iris waldorf
arco iris waldorf
12 Amigos Arco Iris

Estos fantásticos duendecillos de colores fabricados en madera maciza de paulownia podrán acompañar a otro tipo de juegos como son las construcciones a través de bloques, casitas simbólicas, paseos en barca, etc.

Además, al no tener un rostro definido, será el/la propio/a niño/a quien decida el sexo, la edad y el estado de ánimo de cada uno de ellos.

Y si los quiere vestir, ¡es muy fácil! Goma, telas, cintas u otros materiales son ideales para hacerles prendas de ropa, así que el límite se lo pondrá cada uno. ¡Saca a relucir tu imaginación!

amigos arco irirs
Amigos arco irirs


Imágenes de material didáctico en madera

Comprar juguetes de madera

Puedes comprar juguetes de madera en muchas empresas diferentes, nosotros conocemos una empresa que hace las cosas bien y siempre esta a la última en las nuevas metodologías de aprendizaje. https://ticumiku.com/

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Siguenos en:
Summary
Juguetes de madera
Article Name
Juguetes de madera
Description
Descripción de las ventajas de la madera como material para juguetes y los diferentes tipos de metodología de aprendizaje
Greemap
GREEMAP
GREEMAP
Publisher Logo

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *